El Departamento de RRHH ¿pensando en su externalización?

Para la mayoría de los negocios, el personal es su mayor beneficio pero también su mayor costo.

Las personas son talentosas, dedicadas y valiosas, pero también son caras y, a veces, complicadas de manejar.

No es de extrañar que más empresas recurran a la externalización para sus necesidades de recursos humanos.

Un proveedor de recursos humanos puede reclutar y evaluar a los empleados potenciales, administrar sus beneficios y nómina después de ser contratados, navegar por las regulaciones gubernamentales y las leyes laborales e incluso manejar acciones disciplinarias, todo bajo la dirección de un empleador.

 

Una empresa de externalización de recursos humanos puede mejorar la eficiencia y ayudar a alinear la fuerza laboral de una empresa con sus objetivos a largo plazo.

Cuando una empresa opta por subcontratar recursos humanos, compra no solo los servicios, sino también la experiencia del proveedor en la selección de empleados de alta calidad que sean adecuados para su función.

La externalización de recursos humanos permite a la empresa deshacerse del papeleo y el aspecto de procesamiento empresarial de su fuerza laboral.

También puede optar por ceder responsabilidades de reclutamiento al proveedor, lo que puede ser una tarea costosa que requiere mucho tiempo.

Los proveedores de recursos humanos también administrarán los beneficios de los empleados, como la nómina, el servicio al cliente, la administración de beneficios definidos, las revisiones de desempeño y la administración de contribuciones de jubilación.

Depende de la empresa a elegir dentro de un nivel de servicio.

En un extremo del espectro, una compañía puede subcontratar un puñado de servicios repetitivos seleccionados, tales como administrar la inscripción anual de beneficios abiertos, administrar cuentas de gastos flexibles o realizar verificaciones de antecedentes de posibles empleados.

Esto a veces se llama “servicios discretos”.

En el extremo opuesto está la subcontratación total de recursos humanos, en la que una empresa entrega virtualmente todas las funciones de recursos humanos a un proveedor externo.

Esto puede incluir reclutamiento, nómina, comunicaciones internas y relaciones con los clientes.

El proveedor también puede consultar con la compañía sobre planificación y capacitación de reclutamiento de mano de obra a largo plazo.

Algunas desventajas de la externalización de recursos humanos pueden incluir un sentido de distancia entre la empresa y sus empleados, la insatisfacción entre los empleados con el proveedor y un proveedor poco compatible que aliena a los empleados de una empresa a través de prácticas deficientes.

Y es aquí en donde la experiencia puede ponerse de manifiesto al pensar en abrir tu propio negocio de RRHH y todo puede comenzar con un cliente en una oficina al estilo Network Oficinas.

Mientras las tendencias sigan apuntando a que este departamento se pueda externalizar surge entonces tu oportunidad.

En Network Oficinas puedes comenzar con la renta de oficinas en Polanco y crecer tan grande como desees para abrir posteriormente tu propia empresa de RRHH con sede propia.

Como lo vimos, a medida que los mercados continúan hacia la globalización y la tecnología mejora, la subcontratación continuará creciendo.

Las compañías continúan reevaluando y reinventando la forma en que hacen negocios y la subcontratación de bienes y servicios a menudo es una consideración y tu te subirás a este barco.