Armando tamales caseros recurriendo a consejos de cocina fáciles

Ok! Lo que encontrarás a continuación es la idea general de cómo armar los famosos tamales mexicanos utilizando hojas de maíz.

Existen otras formas de envolver un tamal como es con hoja de plátano o con hoja de caña de maíz.

También es interesante observar que cada familia tiene su propia receta de cómo hacer tamales o bien, puedes encontrar muchas recetas por internet.

Lo que sí entiendo es que cuando los haces por primera vez y tu solo… es una gran labor que puede complicarse si no tienes un pequeño plan de acción.

Por ejemplo…Lo primero por hacer es el cocinar la carne si es que harás tamales salados y con carne y mientras se cocina la carne, prepara las hojas de maíz remojándolas en agua caliente.

Remoja aproximadamente 3 docenas de hojas en agua caliente y déjalas reposar durante la noche o hasta que estén suaves y maleables.

Asegúrate de mantener las hojas húmedas hasta que esté todo listo para ensamblar los tamales para que no se sequen.

Resultado de imagen para tamales salados

Otro tip viene con el amasado… esto consiste en agregar la harina de maíz, el polvo de hornear, la sal y la manteca de cerdo (¡sí, úsala!) y en lugar de usar agua, mezcla usando el caldo de la carne cocida, es lo que hace que la masa tenga un sabor tan sabroso.

Obtener la consistencia adecuada de la masa puede requerir un poco de ajuste de la receta de la masa.

No deseas que la masa esté demasiado pegajosa y húmeda, pero necesitas que se pueda untar.

Aquí va el tip de la masa… La masa debe tener una consistencia firme y no aguada porque si es muy aguada la masa no te permitirá armar de forma sencilla los tamales y el contenido tenderá a salirse.

Una vez que todos los ingredientes estén listos, ¡es hora de limpiar una estación de trabajo, prepararte un buen cóctel y comenzar a armar los tamales!

Retira las hojas de maíz del agua y sécalas mientras las usa.

Coloca aproximadamente 2 cucharadas de masa en el centro de la hoja y extiende la masa  uniformemente, dejando aproximadamente 1cm de cada extremo a lo ancho y 2cm en la parte superior de la hoja, deja un buen tramo en la parte inferior (la parte donde la hoja es más delgada y maleable).

Agrega la carne al centro y ahora viene el enrollar la hoja alrededor de los ingredientes.

Resultado de imagen para preparar tamales

Vamos entonces a envolver el tamal y lo haremos con cuidado, primero doblarás un lado, después el otro y la punta (es la parte delgada y más frágil de la hoja) la terminarás doblando hacia arriba, así conseguirás forma un rectángulo relleno.

Algunas personas suelen amarrar este bultito para que no se desarme y puedes hacerlo tomando una hoja de maíz (una de las que están más feas o deshilachadas y haces tiras con ella, mismas que te servirán para amarrar tu tamal.

Bueno, este proceso lo harás hasta que termines de armar todos los tamales.

Lo ideal es que te alcancen las hojas para toda la masa que hiciste y que la carne sea la suficiente para rellenar todos los tamales.

Si no fue así… bueno, ya apuntarás los ajustes para una siguiente sesión.