Los mejores consejos para el cuidado del pie diabético

La diabetes presenta peligros para sus pies, dejándolo en un mayor riesgo de desarrollar una infección o encontrarse con otras complicaciones graves, incluso de las heridas más leves.

Debido a la consideración que presenta una persona con diabetes y a la complejidad que se puede presentar surge la clínica del pie diabético en donde a través del apoyo y seguimiento de los profesionales de diversas áreas de especialidad atienden a los pacientes con pie diabético.

Esto se debe a que la diabetes puede causar daño a los nervios y pérdida de sensibilidad en los pies, así como una reducción en el flujo sanguíneo que dificulta que su cuerpo cure las heridas.

Si la herida no se atiende con oportunidad o no se cuida adecuadamente, con el tiempo va presentando complicaciones que pueden llevar a la persona a perder la extremidad a través de una amputación.

Llegar a este punto resulta ser un posición de mucho estrés para todos: paciente y familiares debido a lo que esto conlleva una vez hecha la operación.

Dicho esto, existen medidas preventivas que pueden practicarse para mantener los pies de una persona diabética en buena forma.

Seguir los consejos para el cuidado del pie diabético para prevenir el desarrollo de heridas y complicaciones resultará en una vida más tranquila y  afable junto con la enfermedad.

La primera y principal recomendación es que se tenga presente que los pies de las personas diabéticas deben cuidarse para evitar el desarrollo de heridas:

  1. a) Inspecciona tus pies diariamente

Revisa tus pies al menos una vez al día para detectar piel seca, grietas, ampollas, manchas rojas y llagas.

Coloca un espejo en el piso para ayudarte a ver debajo de tus pies con mayor claridad. Habla con tu médico de inmediato si notas algún signo de desarrollo de una herida.

  1. b) Sé gentil cuando te laves los pies

Usa agua tibia para bañarte en general y principalmente tus pies. Usa una toallita suave o una esponja para lavar sus pies y luego debes secarlos cuidadosamente.

Debes secarte con cuidado y en particular seca entre los dedos, ya que cualquier humedad atrapada puede favorecer el desarrollo de úlceras en los pies.

  1. c) Córtate las uñas de los pies semanalmente

Córtate las uñas con un cortaúñas y usa una lima para alisar los bordes. Ten cuidado de no cortarlos demasiado, ya que podría provocar uñas encarnadas.

Resultado de imagen para cortarse las uñas

  1. d) No camines descalzo

Siempre protege tus pies, incluso si está dentro de tu casa. Usa medias limpias y secas y asegúrate de cambiarlas diariamente.

Recuerda sacudir los zapatos y sentir dentro antes de ponértelos, en caso de que haya una piedra suelta, astillas de madera u otro objeto que deba quitarse.

  1. e) Usa zapatos y calcetines aptos para la diabetes

Hoy en día ya encuentras zapatos y calcetines diseñados para pacientes con diabetes. Proporcionan más cobertura, relleno y soporte, además están hechos de materiales que controlan la humedad.

  1. f) Maneja tu diabetes

Mantener tus niveles de azúcar en la sangre bajo control evita también complicaciones adicionales, como el empeoramiento de la neuropatía.

Realizando estas tareas diariamente y atendiendo cualquier síntoma a tiempo, será mucho más rápida la solución y sanación.